Inicio Ciberseguridad Avisa Partners exporta el FIC a Montreal, una mirada a una primera...

Avisa Partners exporta el FIC a Montreal, una mirada a una primera edición exitosa con Vincent Riou, Director Internacional del FIC

393
0

El Foro Internacional de Ciberseguridad (FIC), que se celebra en Lille (Francia) desde hace diez años, se ha consolidado como un evento clave en la comunidad de la ciberseguridad y la confianza digital. Por primera vez, el grupo Avisa Partners, que dirige el evento, ha creado una versión norteamericana, que finalizó en Montreal el mes pasado. Nos reunimos con Vincent Riou, socio de Avisa Partners y Director Internacional del FIC, que nos da sus primeras impresiones sobre el evento y sus ambiciones para los próximos años.

SD: ¿Qué le motivó a exportar el FIC al otro lado del Atlántico?

Vincent Riou [Avisa Partners] El FIC está organizado conjuntamente por Avisa Partners y la Gendarmería Nacional de Lille. En diez años, se ha convertido en el mayor evento europeo en el ámbito de la ciberseguridad y la confianza digital. La dimensión internacional es omnipresente y tenemos la suerte de acoger a muchas delegaciones extranjeras.

La idea de exportar el FIC a otros territorios es una idea que lleva mucho tiempo gestándose. Hace tres años, la delegación canadiense que acudió a Lille para el evento expresó su interés. Al final de la crisis de la COVID, estudiamos muy concretamente la posibilidad de establecer en Norteamérica para reforzar los vínculos de cooperación entre los actores cibernéticos de los dos continentes. Canadá en general, y Montreal en particular, surgieron como el destino más obvio para un segundo FIC, haciéndose eco de la edición europea.

SD: ¿Por qué Montreal?

VR : En primer lugar, por razones prácticas. Decidimos situar el FIC norteamericano en la costa este del continente, porque todas las grandes ferias del sector se han celebrado históricamente en el oeste -San Francisco o Las Vegas-. Había un lugar que tomar. Lo tomamos. Montreal es también la principal ciudad de Quebec, mundialmente conocida, especialmente acogedora y con una doble herencia cultural europea y americana. Su aeropuerto internacional está a 20 minutos del Palacio de Congresos, cuyas dimensiones y calidad de las infraestructuras permiten prever la celebración de un evento de gran envergadura, potencialmente incluso mayor que su homólogo europeo.

Sin embargo, hay razones más profundas para nuestra elección. Nos atrajo la aculturación de las autoridades de Quebec en materia de ciberseguridad. El gobierno de Quebec fue uno de los primeros del mundo, si no el primero, en tener un ministro dedicado a la ciberseguridad, Eric Caire. El ecosistema cibernético de Quebec es también especialmente dinámico, con un potente tejido universitario y notables centros de investigación e industriales.

Además, Canadá y Quebec también han adoptado iniciativas normativas muy similares a los textos europeos. El proyecto de ley 25 de Quebec tiene sorprendentes similitudes con el GDPR europeo. Desde el punto de vista de la seguridad, las sinergias están históricamente muy presentes. Lo hemos visto de primera mano. La cumbre y las conferencias sobre la lucha contra la ciberdelincuencia de la primera edición del FIC Norteamérica reunieron a la gendarmería nacional francesa, la Real Policía Montada de Canadá, Francopol (nota del editor: red de cooperación policial entre Francia y la Unión Europea) y la Comisión Europea. Red de cooperación policial que reúne a una quincena de países francófonos), el FBI y la Sûreté du Québec. Han demostrado perfectamente los frutos de esta cultura de cooperación. Recientemente, la detención en Canadá del pirata informático ruso-canadiense Mikhael Vasiliev -un objetivo de muy alto nivel asociado al conocido grupo de ransomware LockBit- fue posible gracias a una sinergia entre los servicios competentes de los dos continentes.

Leer:  ¿Existe realmente la ciberguerra?

SD: ¿Qué distingue al FIC Montreal del FIC Lille?

VR: El FIC europeo, en su versión de Lille, tiene como ADN la reunión del ecosistema de confianza digital europeo. Si bien el evento anual es, obviamente, su punto álgido, también es una caja de resonancia de todas las iniciativas del sector gracias a sus variantes, sobre todo digitales. Estoy pensando en su medio de comunicación oficial inCyber, en las Ágoras del FIC que se celebran a lo largo del año en formato de webinar o presencial, y también en los desayunos temáticos mensuales. El FIC permite la abundancia de ideas a lo largo del año, la transmisión de buenas prácticas y la publicación de estudios de alto nivel para dar vida a la cibercomunidad y crear sinergias entre todos sus actores. La influencia del FIC se extiende más allá del Grand Palais de Lille.

Pero también tuvimos que hacer un examen crítico de nuestro evento en Francia y admitir que nos costaba mucho conseguir que los actores estadounidenses vinieran a Lille en número. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que la mejor manera de tender puentes entre los dos continentes era proyectar el evento. El FIC Montréal tiene su legitimidad en la necesidad imperiosa de reforzar la cooperación transatlántica en todos los niveles de la confianza digital: trabajar mejor juntos, alinear nuestras visiones, trabajar en la transportabilidad de nuestros productos. Este primer evento fue el marco de muchos nuevos encuentros entre actores de todos los niveles. Estoy muy orgulloso de haber podido hacerlo posible.

SD: ¿Por qué se ha centrado en la ciberdelincuencia en esta primera edición?

VR: El objetivo principal del FIC es trabajar en la confianza digital en torno a varias preguntas: ¿cómo podemos, como usuarios de las tecnologías digitales en nuestra vida diaria, manejarlas de forma segura? ¿Cómo podemos transformar este «Salvaje Oeste» digital en una zona de confianza donde podamos dejar que nuestros hijos naveguen sin miedo y donde los datos de nuestras empresas estén protegidos? ¿Cómo podemos volver a situar los valores humanos universales en el centro del desarrollo y la implantación de las tecnologías del futuro? No podemos imaginar un despliegue pacífico de las tecnologías digitales sin respuestas a estas preguntas.

Nos enfrentamos a amenazas polimorfas procedentes de actores heterogéneos, a veces más o menos vinculados a Estados que tienen su propia agenda política y estratégica, o simplemente atraídos por la perspectiva de obtener beneficios económicos. El carácter fundamentalmente descentralizado y transnacional de estas amenazas hace que la cooperación sea esencial. Hay que aumentar las detenciones, con sanciones ejemplares. El miedo debe cambiar de bando. Al mismo tiempo, los desarrollos tecnológicos deben incorporar la ciberseguridad lo más arriba posible, para que las posibilidades de ataque sean mucho más complejas.

SD: ¿Cómo describiría esta primera edición canadiense y qué primeros comentarios puede sacar ya de ella?

VR: En primer lugar, estamos encantados con la profesionalidad de nuestros socios canadienses que, junto con nuestros equipos, nos han permitido organizar la primera edición sin problemas. Reunir a 2.000 personas ya habría sido un éxito para nosotros. Reunir a 3.500 personas, como hemos hecho, demuestra la relevancia de nuestra elección de Quebec. En total, el FIC dio lugar a más de 180 conferencias y mesas redondas a lo largo de dos días, 800 reuniones de negocios organizadas a través de nuestra plataforma de encuentros empresariales -sin contar las celebradas de manera informal-, 22 nacionalidades presentes, 50 sesiones de presentación de soluciones innovadoras por parte de VSE y PYME de todo el mundo y 4 cumbres internacionales.

Leer:  El fabricante francés de misiles MBDA sufre una filtración de datos

Más allá de los datos cuantitativos, el aspecto cualitativo es especialmente satisfactorio. Pudimos contar con la presencia de 25 asociaciones profesionales europeas, americanas y africanas, lo que garantizó la presencia de un público cualificado y de calidad. Para lograrlo, ha sido decisiva la confianza de nuestros socios -más de un centenar-, entre los que se encuentran el gobierno de Quebec y los principales ministerios implicados, pero también grandes operadores locales, como Hydro-Québec, el Banco Nacional de Canadá, el Mouvement Desjardins, BNP Paribas y Société Générale. También ha sido decisiva la fidelidad de nuestros socios europeos, con Francia a la cabeza, en la imagen de las 12 empresas de Hexatrust, el campus cibernético y las regiones de Bretaña y Nueva Aquitania.

SD: ¿Cómo ve el futuro? ¿Está considerando otros destinos después de Lille y Montreal?

VR: A corto plazo, nuestro principal objetivo es consolidar nuestro evento norteamericano en Montreal reforzando su dimensión internacional. Por ejemplo, estamos pensando en incluir más actores de América Latina, Asia y Oriente Medio. Las cosas se ven bien. Para el próximo año, 80 nuevos socios ya han mostrado su interés. Vamos a aumentar considerablemente la superficie de exposición y el impacto del evento ocupando un espacio más amplio en el Palacio de Congresos, lo que nos permitirá organizar el evento en «distritos temáticos» en torno a la confianza digital. Cada distrito dispondrá de un único lugar con casetas de exposición y escenarios para conferencias y demostraciones técnicas.

Ya estamos pensando en distritos dedicados a la ciberseguridad, a la protección de ICS/OT, a la identidad digital, a la protección de los contenidos y de la propiedad intelectual, al talento del mundo académico y de la investigación, y a un sector que podríamos llamar Vidas Digitales, dedicado a la protección de los menores, a la ética y a la inclusión digital, a los aspectos sociales y a la preparación para el futuro. Para cada distrito, organizaremos una cumbre internacional e invitaremos a ponentes de ambos continentes.

Más allá de Montreal, hemos recibido muestras de interés por organizar un evento en el sur de Estados Unidos. Existe una evidente complementariedad con Montreal y lo vemos como un posible 3er CIF. A largo plazo, nuestros equipos tienen la ambición de situar un CIF en cada uno de los continentes. Por lo tanto, sería lógico programar ediciones en Asia, África y Oriente Medio. Mientras tanto, las próximas reuniones serán en Lille, del 5 al 7 de abril, para el 11º FIC europeo, y en Montreal, los días 25 y 26 de octubre de 2023, para el segundo FIC norteamericano.

Artículo anteriorYandex quiere salir de Rusia
Artículo siguienteCriptoactivos : BlockFi quiebra
Ingeniero mecánico de formación, trabajé en la industria durante 10 años, sobre todo en el sector nuclear. Llevo varios años trabajando como redactor web, utilizando mis conocimientos técnicos para escribir artículos sobre temas específicos, como las finanzas,